Seguidores

viernes, 21 de diciembre de 2012

Reseñas peliculeras.


Tras muchos años de espera (Casi una década desde el retorno del rey) y muchos problemas de preproducción, al final llegó a la gran pantalla el retorno de Jackson a la franquicia del mundo creado por Tolkien. 

Mucha era la espera y no menos era la expectación por ver y por volver a la mágica Tierra Media que Jackson ha creado en Nueva Zelanda (lo cual es curioso puesto que Tolkien se inspiró en paisajes de su amada Inglaterra.). La espera ha valido la pena, pero no tanto como personalmente me hubiera gustado.

La película transcurre 60 años antes de los sucesos de el señor de los anillos y nos narra la aventura de un hobbit, de nombre Bilbo Bolsón, que se ve envuelto es una serie de hechos con el mago Gandalf y 13 enanos. 

Todo comienza en un encuentro entre Gandalf y Bilbo en el que parece no tener mayor importancia, pero es un encuentro que cambiará el destino de sus vidas y de la Tierra media. 

Tras este encuentro, Bilbo, comienza a recibir visitas indeseadas e inesperadas de 13 enanos, los cuales le explican que quieren recuperar su reino robado por el vanidoso y malvado dragón Smaug. 

Ahí es donde comienza realmente la película, que hace que nuestra imaginación vuele con las aventuras y el viaje de un hobbit que haría lo que ningún hobbit haría en sus sano juicio: abandonar la comarca para viajar y vivir aventuras que le cambiarán. 

Jackson y casi todo el equipo, y nuevas incorporaciones, que nos regaló la triología de ESDLA vuelven a la carga una década después adaptando la novela que dio comienzo a todo. (Todo comenzó cuando Tolkien estaba corrigiendo exámenes y encontró uno totalmente en blanco y escribió en él: En un agujero vivía un hobbit. Tras eso buscó en el diccionario el lugar donde se tendría que encontrar la palabra hobbit, y a través de las que estaban alrededor de esta dio forma al caracter y al modo de vida de los hobbit. También encontró la palabra hobgoblin, que le viene que ni pintada a la dualidad Gollum/Smeagol, el cual también es un hobbit. Todo comenzó a darse forma a través de la palabra inventada por el profesor Tolkien: Hobbit.) 

Con un viaje inesperado, la primera de la nueva (e innecesariamente alargada) triologia, dedicada esta veza Bilbo Bolsón, da comienzo y nos presenta a los personajes que van a intervenir en el viaje de Bilbo hacia Erebor, la montaña solitaria. 

Jackson nos presenta un producto totalmente diferenciado a la triología anterior con mucho mas humor y mucho mas inocente y puro que el señor de los anillos, no olvidemos que el hobbit no deja de ser un cuento, lo cual me parece un acierto (el no tratar de hacer otro el señor de los anillos...) y demuestra que entiende la obra de Tolkien y la trata con cariño, a pesar de las licencias que se toma a la hora de adaptarla, como añadir algunos elementos de los apéndices. Sobre la dirección me gustaría señalar que tiene algunos problemas de ritmo (La película no arranca hasta los tres cuartos de hora, más o menos, que es el tiempo que se permanece en la comarca.) y que Jackson no innova demasiado o no aporta nada nuevo a lo que ya hemos visto en la anterior triología, cayendo en las mismas fórmulas, cuando yo me esperaba mas originalidad por parte del director. 

El guion me parece, que teniendo un gran nivel, es uno de los puntos flojos del filme. Se han limitado a alargar las tramas, para poder formar una trilogía de un libro de 300 páginas y apéndices provocando forzadamente que tenga  la misma duración que el señor de los anillos,  el cual es mucho mas extenso y con una mayor historia, por no hablar del  ridículo trato que recibe Radagast, el pardo, que resulta ser un personaje odioso, metido con calzador en el filme. Por otro lado, acerca del guión me gustaría destacar el toque de humor y de diferenciación que han realizado respecto a los anteriores filmes.   

En el plano actoral, como era de esperar, todos están sencillamente espléndidos, en cada momento, desde su primera aparición te crees que son los personajes, a los cuales defienden y hacen que brillen con una luz propia. Me gustaría destacar la incorporación del carismático Martin Freeman, que nos regala una interpretación una interpretación muy cómica, que tiene una serie de gestos y de expresiones que pocos actores pueden realizar, para mí una de las sorpresas de filme, o la interpretación de Richard Armitage como el orgulloso y noble Thorin, escudo de roble, otra de las sorpresas de la película. Sobre el resto del cast, poco se puede decir que no se haya dicho, tiene un reparto de actores maravilloso (desde los veteranos como Christopher Lee o Ian Mckellen o los no menos talentosos Hugo Weaving o Cate Blanchett.). 

Mención aparte a Andy Serkis, portentoso actor en la captura de movimiento. Serkis realiza el mejor Gollum hasta la fecha (probablemente por las mejoras técnicas, que permiten que tenga mayor expresividad.). Gollum hace acto de aparición en el mítico capitulo: acertijos en las tinieblas , que tiene una duración de unos 20 minutos en la película. Serkis realiza un Gollum que te mantiene en tensión, que hace que sientas lástima por él, con ciertos toques de humor, que desconfíes de él... Todo lo que debe hacer Gollum lo hace Serkis, cuya aparición es breve pero puedo afirmar sin miedo a equivocarme que es lo mejor del filme, que dejará huella en el imaginario colectivo y que todo es mérito de Serkis. 

Sobre la banda sonora, otra vez de Howard Shore, con tal solo escucharla nos transporta al mundo de Tolkien.Cortes como my dear Frodo, the good omen o the misty mountain (la cual fue escrita por Tolkien para el libro.) es prueba de ello. Aquí os dejo la banda sonora de la película:


                                           

También me gustaría hablar del grandioso uso del 3D y de los 48 fotogramas por segundo (El doble de las películas normales.) La experiencia es una inmersión absoluto en la tierra media y además, que bajo mi modesta opinión, es un ejemplo magistral de como el 3D bien aplicado puede cambiar el cine y mejorara la experiencia. Normalmente me suelo mostrar critico con el 3D, pero en este caso solo puedo alabar el trabajo de Jackson y su equipo.

Smaug, entre muchos otros peligros están en el horizonte, que llegará a la gran pantalla el años que viene. El trabajo de Jackson en este filme, aunque repetitivo, me ha convencido para acompañar al hobbit, a los enanos y a Gandalf hasta llegar a su reino perdido, Erebor, en la siguiente parte de la triología: La desolación de Smaug.

2 comentarios:

  1. Que tochazo xD. Lo que has dicho lo sabía más o menos de haberlo visto en otros sitios. Huye del 3D, ¡huye!, te están tendiendo una trampa, caerás en su terrible lado oscuro...
    No he visto ni la primera, y quiero ver ya la segunda para ver el aspecto de Smaug. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lo de tochazo lo dices como algo bueno o malo, de toas maneras, gracias XD.
      Solo trataba de expresar lo que me ha parecido la película y hablar un poco de Tolkien.
      Te aseguro que suelo huir del 3D, pero tanto con esta como con la vida de Pi hay que reconocer el mérito y que realmente sirve de algo.
      Es el gran atractivo de la segunda parte, el aspecto del dragón. Solo se puede esperar...
      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar

Trolls abstenerse o sereís trolleados.