Seguidores

sábado, 16 de febrero de 2013

Reseñas peliculeras.


La saga de La Jungla de Cristal cumple 25 y para celebrarlo nos han decidido "regalar" un insulto a dicha saga. 

John McClane es de los personajes más icónicos y carismáticos del último cuarto de siglo. Es el papel que lanzó al estrellato a Bruce Willis, debido a la calidad de su interpretación y al carisma que posee el actor. Es un personaje que me trae muchos recuerdos. Un personaje ordinario que se ve envuelto en sucesos extraordinarios que le vienen grande, y que sale de ellos de la manera mas brutalmente cafre posible. McClane es un personaje con una ironía, un sarcasmo y una mala baba genuino del personaje, que es gracias es un aspecto del personaje que le ha permitido conseguir esa notoriedad. 

¿Que nos encontramos aquí? 

A un John Mclane convertido en un superhéroe invencible, capaz de hacer una serie de cosas increíbles, además de un tipo que parece que todo esto le sea normal, algo que hereda de la cuarta parte. También se ha perdido la mala baba, es un John McClane convertido en una persona politicamente correcta. Ningún de esos chascarrillos tan particulares suyos aparecen en la pelicula. Nos encontramos con un John McClane que deja paso a su hijo, sin acercarse en ningún instante al carisma de su padre, que es el que debería ser el protagonista del relato. En resumen, un John McClane que nada tiene que ver con el verdadero John McClane de las primeras películas. Esos problemas no son achacables al siempre notable Bruce Willis, si no al insultante e insulso guion.

Su hijo,  al que da vida el desconocido actor Jai Courtney, está muy mal llevado y no consigue suplantar a su padre. Por un lado, Jai Courtney, por lo que demuestra en este filme, no es mas que un actor mediocre, que no nos hace olvidar en ningún momento a su padre.  Nos lo presentan como a un agente encubierto de la CIA en Rusia (tema tremendamente actual el de tener como Rusia como enemigo. Nótese la ironía.) en una operación encubierta que se ve envuelto en un embrollo, y su padre es enviado para salvar el día, una vez más. (¿Envían a un policia de NY, que debería estar jubilado, a una operación de vital importancia solo por que esté su hijo en dicha operación? Si las agencias de inteligencia, se ajustan a la inteligencia del guión, el mundo resultaría ser aún mas absurdo.) El hijo resulta ser un agente sin carisma y sin una millonésima parte de su padre (algo parecido al suceso con el hijo de Indiana Jones 4.) y nos lo plantean como su sucesor en próximas entregas de la saga. 

John Moore, se encarga de la dirección de esta quinta entrega. Su trabajo resulta ser algo parecido al cine de Micheal Bay (aunque sin llegar al, escaso, nivel de Bay). Una dirección muy mal llevada y rodada, con escenas de acción confusas y mal realizadas. La dirección parece hecha rápidamente para llegar a una fecha en concreto. Lejos quedan del buenhacer de McTiernan en esta saga, el cual espero que salga en la carcel para enseñar como se hacen películas protagonizadas por John McClane. 

El guión firmado por Skip Woods resulta ser totalmente previsible, con ciertos momentos que producen vergüenza ajena, además de insultante. No hay nada de sentido en él. Y carece completamente de algo que debe ser fundamental, que es la figura de una amenaza seria que suponga realmente un desafío al héroe. Aquí esas figuras rozan el patetismo, muy lejos del Simon de la tercera parte, por citar un ejemplo. Un guion que pierde el componente de incorrección política, que es parte de la esencia de la saga, y además de estar enfocado al heredero de McClane mucho más joven y comercial. 

En definitva, un insulto a la saga y a sus seguidores. Si este es el camino a seguir, yo me bajo del barco. 

La letra de esta canción capta mejor la saga. Ojalá la hubiesen escuchado antes de llevar a cabo esto: 


                          

4 comentarios:

  1. Buena reseña. Eso sí, te despachas a gusto con la película.

    La verdad que no espero nada de ella, si acaso un mero entretenimiento con muchas explosiones absurdas. No he visto aun La jungla 4.0, así que puedes imaginar el poco interés que genera esta quinta parte para mi. Las tres primeras fueron grandes, siendo la primera y la tercera las que mejores con diferencia.

    Sobre McTiernan, ¿sigue en prisión? yo pensaba que solo en libertad vigilada... a ver si vuelve para hacer buen cine, el otro día "La caza del Octubre Rojo"...sin palabras, que peliculón.

    Sobre la explotación de sagas gloriosas, así funciona Hollywood...

    Lo dicho buena reseña. La película, si la veo bien sino me da que no me pierdo nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Sí, esta reseña la hice desde el enfado al darme cuenta como me han tomado el pelo, y yo me he dejado.
      La película a mí ni me llego a entretener. Como las tres primeras no volverán a haber en esta saga. Y totalmente de acuerdo. Las de McTiernan son las mejores, las demás son flojas. Aunque al lado de la cuarta y esta, la segunda es una obra maestra.
      Yo creo que sigue entre barrotes. La caza del Octubre Rojo, la tengo pendiente, pero la veré tarde o temprano. Fue un director supo hacer buenas películas de acción, al contrario de lo que se hace hoy en día.
      Una cosa es explotar, y otra cosa es insultar a los seguidores de las sagas con películas patéticas en las que no se respeta el espíritu de la saga. Una prueba más del declive de genios y de ideas en Hollywood.
      Yo de tí, me ahorraría verla.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Agradezco cuando leo reseñas así y sé que me ahorras un pastón, camarada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber podido contribuir a ahorrarte dinero y pasta con semejante bodrio. No se merecen ni medio dolar de recaudación.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar

Trolls abstenerse o sereís trolleados.