Seguidores

martes, 19 de marzo de 2013

Canciones que deben ser escuchadas.

  
                               



Hay canciones que crean una atmosfera y que te atrapan desde los  primeros segundos, y cuando termina te deja demolido, pero con necesidad de volverla a escuchar. Esta es una de esas canciones. Una canción con cierta carga irónica, sobre sentirse bien o todo lo contario. La canción es oscura, pero habla de sentirse bien, de empezar de cero, de fijarse en los pequeños detalles. De un nuevo mundo, de un nuevo día, de empezar a ver las cosas de un modo distinto, de sentirse bien...    

Esta canción crea una atmósfera gracias al único e irrepetible vozarrón de Nina Simone y gracias al acompañamiento que repite una y otra vez la misma melodía pegadiza.

Una canción que habla de sentirse bien, pero que provoca el efecto contrario.

Aunque la canción original pertence a John Coltraine, Nina Simone la hizo suya y le puso voz de una manera pocas veces visto:


                     

Mas tarde (en 2001, con su album origin of symetry), la banda británica versionó feeling good. Probablemente sea una de sus mejores canciones, sin ni siquiera ser suya. Es una versión mas enérgia,  pasada por el filtro del tiempo y del rock. Una versión de cuando Muse estaba en su mejor época y todavía era una banda a ser tenida en cuenta. Un buen ejemplo de como debe ser una buena versión, tratando de hacer tuya la canción, pero manteniendo todas las características del original. Una versión de la que simplemente sentirse orgulloso.

                           

La canción ha contado con distintas versiones como la llevada a cabo por Micheal Bublé o George Michael entre otros, pero he seleccionado las que mas me han marcado.

2 comentarios:

  1. Impresionante canción. No conocía su origen, el cual debo decir que es un poco aburrido, seis minutos de solo de saxo se hace un poco eterno, la verdad. Ciertamente, Nina crea una letra y le da un cuerpo a la canción increíble, esa subida al final de la canción es una delicia. El ritmo de acompañamiento, que decir, mítico, de hecho, hay un momento, al menos yo, en que olvido que están cantando y solo puedo seguir el ritmo. Es una canción que a mi me produce el efecto contrario, no me deja chafado, me anima, aunque ciertamente no puedes dejar de escuchar.

    La versión de Muse, es cojonuda aunque podrían haber arriesgado un poco más para sacarle más jugo al final del tema, aun así, es una pasada.

    Muy buena canción la que nos traes =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep. Esta canción es maravillosa. Sobre la versión original, te doy la razón... El jazz se me termina haciendo cansino. Sobre la versión de Nina, te doy la razón. Es realmente genial. Es una canción que suelo escuchar cuando estoy de bajón, y lo cierto es que yo la veo como una canción oscura. Un contraste con lo que dice la letra. Veo cierto toque de ironía ahí...
      Sobre la versión de Muse, creo que arriesgan bastante y hay varios cambios sobre la original. Muse en sus mejores tiempos...
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar

Trolls abstenerse o sereís trolleados.